El Poder de los Aromas

Hay aromas que nos atraen, y otros que nos alejan. Otros que nos marcan la vida, y otros que pasan desapercibidos.

Los aromas tienen un poder mucho más grande del que imaginas.

Hay algunos que no solamente nos estimulan nuestro sentido del olfato, sino que también nos pueden ayudar muchísimo en nuestro día a día.

En este post te hablaremos de dos fuentes de aromas que te resultarán muy positivas: los aceites esenciales y el incienso.

Las bondades de los aceites esenciales

Los aceites esenciales son sustancias extraídas de múltiples plantas mediante la destilación y presión en frío. 

Sus beneficios son múltiples, y es por eso que hoy en día son utilizados en ámbitos muy distintos como, por ejemplo, la elaboración de cosméticos o en rituales espirituales.

Por si aún no lo sabías, te contamos que existe una terapia alternativa llamada “aromaterapia”.  A grandes rasgos, esta consiste en la inhalación o aplicación en la piel de aromas que resultarían muy beneficios para nuestro cuerpo, mente y alma.

Todas las plantas, y sus respectivos aromas, tendrían propiedades distintas.  Algunas nos ayudarían a relajarnos mientras otras a aliviar dolores.

En One&Only no solo vendemos aceites esenciales, sino que también ofrecemos servicios con aromaterapia.

¡Te dejamos sus links por su te interesa saber más sobre estas terapias!

Masaje Duo Integral con Aromaterapia

Bruxismo con Aromaterapia

Masaje de Relajación con Aromaterapia

Masaje Craneal Holístico 

La magia del incienso

El incienso es una preparación de resinas aromáticas vegetales que, al arder, desprende un humo con un aroma muy intenso.  

Desde hace miles de años que el incienso ha sido usado en ciertas culturas y/o religiones como una “herramienta” para conectar con el plano espiritual.

Entendidos en el tema aseguran que tiene la capacidad de alejar malas energías, y de atraer las buenas.

A su vez, se dice que el poder de su aroma nos ayudaría a elevar nuestras intenciones, meditaciones y oraciones.

Hay una gran variedad de aromas de inciensos, y cada uno tendría sus propios beneficios. Algunos nos servirían para atraer amor, otros para purificarnos, elevar el libido, etc.

Sin embargo, a la hora de elegir qué incienso comprar, te recomendamos centrarte en su aroma y no en sus beneficios, ya que es tu conexión con el aroma la que te ayudará a elevar tu vibración y atraer la energía positiva. ¡Es por esto que debes comprarte el que a ti te genere más bienestar al olerlo!

“El aroma del tiempo”

Bárbara Binder, kinesióloga e instructora de yoga, nos hizo un análisis muy interesante sobre un ensayo filosófico que habla sobre el aroma y su importancia en los espacios para nuestro bienestar. 

¡Vale la pena leerlo!

En la cultura China antigua, la medición del tiempo se realizaba a través del humo y las cenizas del incienso. El aroma del espacio era lo que daba un espacio de calma en el tiempo. De esta forma, en calma, los momentos tenían sentido ya que tenían aroma.

Según esta visión, pasar tiempo con un  aroma en particular sería similar a tener un espacio de belleza o de contemplación.  Darse estos espacios serían imprescindibles para reflexionar y así dar un sentido espiritual a lo que estamos viviendo.

El escritor coreano, Han Byung-Chal, en su ensayo “El aroma del tiempo”, hace una relación directa entre el paso del tiempo, la forma de percibirlo, con el aroma y su duración.

Toma directamente el ejemplo de la medición del tiempo en el mundo chino antiguo, donde se usó el reloj de incienso, llamado hsiang yin (siendo su significado literal “sello de aroma”).  Esta denominación surgió a partir de la observación de la varilla de incienso, la cual dibujaba una figura con la ceniza dejando su aroma. Del mismo modo, las nubes de humo que nacen del incienso también fueron percibidas como figuras y la abundancia de estas figuras como el tiempo condensado en un cuadro en movimiento. Es decir, mediante las cenizas y el humo surgirían, a simple vista, palabras y dibujos que daban un sello especial a un aroma.

El incienso entonces sería un medio de medir el tiempo, de la misma forma que en otras culturas se utilizó el reloj de arena, la luz o el agua. Sin embargo, según este escritor, el tiempo que tiene aroma no pasa o transcurre, ya que llena el espacio. Esta cualidad, de llenar el espacio, le da al tiempo la duración; las cenizas del incienso no se convierten en un polvo dispersado en el aire, sino que conservan su forma de palabra o dibujo.

El aroma del espacio calma y libera la creatividad. Así, el tiempo se transforma en un espacio de duración.

El tiempo con aroma les daría sentido a los sucesos.  En cambio, el tiempo con ausencia de sentido sería un tiempo sin aroma, donde solo se mezclan hechos puntuales con informaciones y datos, por lo que todo se vuelve igual. Según la visión china, la duración del aroma entrega un sentido de trascendencia espiritual y sin ésta se produce la angustia del mundo actual ya que se vive en un tiempo vacío.

La metáfora del tiempo, desde este punto de vista, da valor a la espera, ya que los intervalos serían organizadores de la vida. Sin estos espacios de tiempo solo vivimos en una alocada sucesión de acontecimiento: se pasa de una situación a otra sin haber digerido la anterior, al igual que ir de un link a otro como en la web.

El tiempo con aroma requiere de la lentitud, se relaciona con el pasado y con el recuerdo, no con la inmediatez. En cambio, según este ensayo, el goce inmediato sin aromas no deja lugar a lo bello, ya que la belleza es la contemplación en el tiempo. La primera víctima de la aceleración es la vida contemplativa. La vida más plena está situada en la duración del tiempo.

El ocio es el tiempo de recuperación entre los tiempos de trabajo. Frente a esto, Han propone recuperar la demora recuperando así la vida contemplativa, recuperando entonces el tiempo con aroma y así el aroma del tiempo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *