Belleza, seducción y sensualidad femenina en distintas culturas del mundo

belleza

Los cánones de belleza no solo han ido cambiando a lo largo del tiempo, sino que difieren según la cultura.

Según el escritor Umberto Eco, lo bello está relacionado con lo que en una cultura o en una determinada época se considera agradable a la vista, sin necesidad de despertar un deseo o emoción en particular.

Por otro lado, la sensualidad se entiende como la habilidad o cualidad de una determinada persona para despertar los sentidos de otro individuo.

Si bien el modo de seducir estaría relacionado con la estructura sociopolítica, religiosa y la cosmovisión general de una cultura, llama la atención que todas las mujeres sientan la necesidad sentirse atractivas y preocuparse de su belleza interna y externa.

¿La belleza y la sensualidad van de la mano? ¿Cómo seducen las mujeres en las distintas culturas?, y, ¿cuáles son sus “secretos” para mantenerse bellas?

Bárbara Binder, profesora de yoga y kinesióloga, recolectó información muy interesante de 5 culturas distintas a la nuestra.

¡Revísala a continuación!

Cultura Musulmana

En algunas culturas de oriente, como la musulmana, se manifiesta una concepción positiva en cuanto a la sensualidad. En un artículo de la revista Vogue Arabia, la destacada modelo Halima Aden argumenta que todas las mujeres pueden mostrar su belleza a su modo, sin estereotipos.

Para ella, cubrirse con burkina o hijab es parte de la libertad personal. Es así como la mujer musulmana se distinguiría de las demás al ser capaz de cuidar su belleza y seducir a su modo, con modestia en el vestir y sin mostrar su cuerpo más de la cuenta. Según el ensayista Baudrillard, esto último también sería una estrategia de seducción, ya que despertaría en el hombre curiosidad y deseo por conocer ese cuerpo que no se muestra por completo.

Tener que cubrirse públicamente ha significado para las mujeres musulmanas tener que cuidar de su belleza de una manera particular: se delinean los ojos de forma pronunciada, se preocupan de mantener la piel del rostro delicada y traslúcida, y se esfuerzan por evitar el envejecimiento prematuro. Además, cantan para cuidar su voz, usan joyas y utilizan aromas esenciales como el azafrán y el almizcle.

Cultura Japonesa

Por otro lado, la cultura japonesa ancestral sugiere que la pasión y el deseo se mantienen a través de la conversación.

Hoy en día, son las geishas quienes a través de la tradición mantienen los conocimientos del arte de seducir en Japón.

Lejos de ser prostitutas de elite, son mujeres libres en su amor y pensamiento. Seducen a los hombres haciéndolos sentir comprendidos, y captan su atención mediante conversaciones interesantes.

Además, cuidan su belleza externa, apariencia y salud en general, para demostrar calma y confianza.

Cultura Egipcia

Según la traducción de papiros, se ha logrado encontrar datos históricos que afirman que en el antiguo Egipto no solo había un significativo grupo de mujeres preocupadas por mantener los cánones estéticos, sino que había una obsesión general por cultivar la belleza interna y externa. Esto, debido a la creencia de que después de la muerte había otra vida, en la cual pretendían lucir jóvenes, saludables y en armonía con “lo bello”.

Además de mascarillas de guinda, y maquillaje como rímel y delineador negro, era imprescindible el perfume y las rutinas de baños con jabones aromáticos en base a leche, de preferencia antes de dormir.  Luego, en todo el cuerpo aplicaban distintos tipos de aceites como, por ejemplo, el olíbano para las arrugas y otros para borrar cicatrices. Cleopatra, en particular, se solía dar baños en base a leche con avena y almendras dulces.

Cultura Saharaui (desierto de Sahara)

A diferencia de Egipto, la población saharaui en el Sahara no presenta una acentuada devoción por lo bello. Sin embargo, las mujeres de esta cultura, llamadas tabibas (mujeres de la medicina), se preocupan de seducir constantemente al hombre durante el matrimonio, en el que es de suma importancia el tema de la fertilidad, fecundidad y natalidad.

Las mujeres en esta cultura son seductoras e inteligentes. Les gusta bailar con el sonido del tambor y se realizan tatuajes de henna. Amenazan y atraen a los hombres como si fueran hechiceras y, al mismo, son madres y esposas fieles.

Es la capacidad de seducir de la mujer lo que debe evitar que se produzcan infidelidades.

Por último, llama la atención que a diferencia de otras culturas, en esta población el sexo debe ser placentero para ambos miembros de la pareja.

Cultura India

Las raíces tradicionales de las mujeres en India continúan vigentes mediante la ciencia milenaria del ayurveda. Si bien, la sensualidad y prácticas eróticas fueron desarrolladas por otras ramas filosóficas, en el ayurveda se le entrega un espacio importante a la belleza, afirmando que es una cualidad profunda que abarca la belleza mental, emocional y espiritual.

Para alcanzarla esta “belleza holística” sería fundamental tener un sistema inmunitario fuerte, que se conseguiría a través de la alimentación, actividad física y armonía emocional.

Por otro lado, para liberar las tensiones del rostro, los aromas que inspiren belleza serían imprescindibles, así como también cuidar la piel con distintos elementos de la naturaleza que ayuden a remover toxinas, hidratar, nutrir, calmar y eliminar tensiones del rostro.

Actualmente, las actrices de la industria cinematográfica india, Bollywood, son quienes han admitido en distintos medios que para ellas aún es imprescindible la preocupación por el cuidado de la piel y de su pelo con productos naturales. De este modo, han demostrado la efectividad de las recetas propuestas por la ciencia del ayurveda para mantener la belleza de todo su cuerpo.

 

autocuidado

Por Barbara Binder

2 comentarios de “Belleza, seducción y sensualidad femenina en distintas culturas del mundo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *